EMPRENDEDORES

EL FUTURO NO ES UN LUGAR AL QUE ESTAMOS DIRIGIÉNDONOS SINO UNO QUE ESTAMOS CREANDO

Muchas personas quieren emprender y se preguntan: ¿Qué tengo que hacer? ¿Cómo lo hago? ¿Necesitaré mucho capital para empezar? ¿Será rentable mi idea de negocio?

Estas preguntas son fundamentales para llevar a buen puerto tu proyecto de emprendimiento y si no te las has hecho yo te ayudaré a planteártelas y a que encuentres las respuestas.

El resultado es importante, pero el camino será apasionante

Emprender un proyecto empresarial es un objetivo apasionante, o al menos así lo concibo yo desde mi experiencia tanto personal como profesional. Precisamente por eso yo no ofrezco soluciones mágicas, ni camino de rosas, ni panaceas que te harán una persona rica de la noche a la mañana. Por el contrario considero que el trabajo bien hecho, madurado, guiado por los valores propios, por la aceptación de nuestras fortalezas y nuestras debilidades acaban dando sus frutos y reportándonos el mayor beneficio que para mí puede dar el trabajo.

¿Que cuál es este beneficio? Pues levantarte cada día con ganas de trabajar, con ilusión de estar haciendo lo que te gusta, de disfrutar de tu rutina laboral y que por si fuera poco esto te genere rentabilidad económica y puedas vivir de ello. Me apasiona conocer cómo funcionan las relaciones personales y profesionales dentro y fuera de una empresa y he llegado a la conclusión de que no hay nada más potente en cuanto a motivación que hacer las cosas “porque se quiere”, es decir, por motivación intrínseca.

Tres pilares fundamentan mi relación con los emprendedores y el proceso de acompañamiento que realizo con ellos: Coherencia, Aceptación y Respeto profundo por la persona con la que me relaciono.

Primeros pasos

Partiendo de una primera toma de contacto, el emprendedor y yo establecemos si lo que necesita es mejorar aspectos concretos de su perfil profesional con formación en temáticas fundamentales o bien el desarrollo de un proceso de coaching que le guíe en la realización y puesta en marcha de su Idea de Negocio, haciendo tangible lo que en principio es solo una idea, algo abstracto y personal. Los procesos de coaching están complementados con sesiones de mentoring (es absurdo no compartir con mi cliente los obstáculos, barreras, miedos, claves, aspectos a potenciar... por los que he pasado yo misma a la hora de establecerme como profesional independiente). A esto sumo mi experiencia y conocimiento en Herramientas y Estrategias para la Generación de Modelos de Negocio, como el Modelo de Negocio Canvas o el método del Lienzo.

Así es como trabajaremos juntos